Cómo preparar y cuidar la piel para el verano

Cómo preparar y cuidar la piel para verano Consejos para aprender a preparar y cuidar la piel para verano

Después de dos meses de confinamiento y con el verano a la vuelta de la esquina lo que pide el cuerpo es salir a la calle, hacer deporte al aire libre, ir a la playa o a la piscina.

A lo largo del verano la piel queda expuesta a factores externos, como el sol, el cloro, la sal, que en muchos casos la podrían dañar sino se protege correctamente. 

Para lucir una piel preciosa y presumir de un bronceado perfecto y sano hay que cuidarla y protegerla. Aquí van algunos consejos para cuidar la piel.

Protector solar, el mejor aliado

Seguro que lo habréis escuchado muchas veces y es cierto, el protector solar es el mejor aliado y protector de la piel, y ya no solo durante la época estival y de mucho calor, sino durante todo el año. 

Los rayos UVA causan un daño importante a la piel, y no solo hacen que se queme, se inflame y se ponga roja sino que también la foto envejece provocando arrugas o manchas indeseables. Por eso es aconsejable utilizar el protector solar que mejor se adecue a la piel y con un FPS de al menos 30. Además, es mejor evitar el exceso de exposición solar, sobre todo durante las horas de más calor. 

Lo aconsejable es que toméis el sol en periodos cortos de tiempo y cuando los rayos solares incidan menos verticalmente.

Mantener la piel hidratada

Otro consejo en cuanto al cuidado de la piel es una correcta hidratación. ¿Y por qué es tan importante? Porque el sofocante calor y todas las actividades que hacemos en verano hacen que nuestra piel se reseque en exceso y para evitarlo hay que hidratarla constantemente utilizando cremas específicas para cada parte del cuerpo, ¡y no os olvidéis de los labios!

Bronceado perfecto todo el año

La alimentación es importante para conseguir un bronceado homogéneo y duradero. La zanahoria, los tomates, albaricoques, verduras y hortalizas de hoja verde ayudan a la producción de melanina. Incorporar estos alimentos a la dieta diaria favorecerá a la piel con un mejor bronceado ya que estará más fuerte, sana y mejor preparada para la exposición solar.

Exfoliar la piel

En un próximo artículo dedicaremos un artículo completo a la exfoliación, por la importancia que tiene para el mantenimiento de la piel, que al ser la primera barrera de protección con el mundo exterior, está expuesta a todo tipo de cambios y contraste. La exfoliación ayudará a eliminar o por lo menos a reducir las células muertas garantizando una piel más suave y luminosa. 

Y por último, para combatir la sequedad por las altas temperaturas se aconseja usar tónicos o aceites que sirven para eliminar el exceso de bacterias.