Cómo teletrabajar desde casa

Cómo trabajar desde casa Cómo teletrabajar desde casa, cómo organizar una rutina.

El teletrabajo es trabajar desde casa, con un ordenador con conexión a internet. Implica una cierta formación y saber conciliar los tiempos de trabajo y descanso.

Cada vez hay más personas y empresas dispuestas a teletrabajar. Según una encuesta de Bain&Company, en España el 68% de los trabajadores admite incluso tener una mayor productividad.

Obviamente no todos los sectores o actividades económicas son susceptibles de que se realicen con teletrabajo, pero la actual situación ha demostrado que un buen porcentaje de empleos podría seguir con él.

El confinamiento obligatorio y la emergencia sanitaria por el Covid-19 han empujado a muchas empresas españolas, y alrededor del mundo, a utilizar este método de trabajo.

¿Preparados para el teletrabajo

Desde hace siglos nos hemos acostumbrado a una jornada laboral de varias horas, en la que salimos de nuestra casa, realizamos el trabajo en otro lugar y luego volvemos a casa.

El teletrabajo exige de la persona mucho más, ya que conciliar las tareas del hogar con el empleo o las horas que le dedicamos a trabajar a veces resulta muy difícil.

Ventajas y desventajas del teletrabajo

La jornada laboral del teletrabajador es distinta a la de los trabajos convencionales. Una de las principales ventajas es decidir el horario que mejor nos convenga, y adecuar entonces la jornada laboral a nuestras necesidades.

Es especialmente atractivo para las personas con hijos, que de esta forma pueden conciliar la atención a la familia con el trabajo. Además, permite una mayor productividad, ya que el trabajo remoto otorga gran flexibilidad horaria para distribuir la jornada laboral y evitar desplazamientos innecesarios.

En contraposición, se puede notar una mayor propensión al estrés y al alargamiento de la jornada, por lo que resulta indispensable poder regular el tiempo de trabajo, así como desconectarse de él.

Para ello, el teletrabajador debe organizar muy bien su tiempo, y lograr tener al menos dos días libres, para que la productividad no se vea afectada, ni su desempeño ni su salud.

¿Teletrabajar todos los días o solo parcialmente?

Sin embargo, y de acuerdo con el carácter del trabajo, plantearse uno o dos días a la semana de teletrabajo puede resultar beneficioso en más de un sentido: se puede conciliar el horario con un día de home office, ya que según algunos estudios, la productividad de los empleados aumenta.

¿Qué sectores están apostando seriamente por el teletrabajo en España?

En España, los sectores más vinculados al teletrabajo son el de la energía (con un 30 % de posibilidades para sus empleados), de los servicios de mercado y servicios públicos.

Dentro de los servicios de mercado estaría la banca y los seguros, el de servicios inmobiliarios y empresariales y el de las artes gráficas y edición, con un 28%. Otros sectores donde es posible conciliar el teletrabajo con el carácter mismo de la actividad, aunque resulta menos factible, es el de la industria química. Los que no pueden incorporarlo por razones lógicas son los sectores de restauración, ganadero, pesquero y forestal.

Una de las grandes ventajas del teletrabajo es que quien lo hace puede evitar desplazamientos, y por lo tanto evitar congestiones de tráfico.