Cómo los diuréticos naturales te ayudarán a adelgazar

La sandía es un potente diurético natural. La sandía es un potente diurético natural.

Para perder peso de manera saludable, el ejercicio, el descanso y la alimentación son 3 componentes que la mayoría de las personas conocen. 

Si a estos 3 componentes sumamos un grupo de alimentos claves potenciaremos significativamente el proceso de adelgazamiento

Nos referimos a los alimentos diuréticos ¿Has oído hablar de ellos? Son alimentos que nos ayudan a eliminar el exceso de agua y sales de nuestro organismo a través proceso llamado diuresis.

Cómo funcionan

Los diuréticos estimulan la eliminación de exceso de líquidos y de toxinas que podrían provocarnos patologías más graves. No solo basta con beber agua para hidratarnos, nuestros riñones necesitan combustible para llevar a cabo su función de filtrar y limpiar y es ahí donde los diuréticos naturales nos ayudan.

Estos diuréticos naturales también aportan otros beneficios para la salud, como ayudar a controlar la presión arterial y a reducir la retención de líquidos, aconsejables en caso de embarazo ya que al contrario que otros tratamientos este es totalmente natural y no perjudica al paciente. 

Y por si fuera poco, favorecen activamente en la recuperación de otras afecciones como cardiopatías, colesterol, cirrosis hepática, celulitis, piedras en el riñón o la mala circulación.

Como habéis leído, los alimentos con propiedades diuréticas solo aportan beneficios para la salud, entonces ¿Qué alimentos diuréticos naturales deberíamos de incorporar a nuestra dieta y que nos ayudarán en el proceso de adelgazamiento para el verano?

La Piña o ananás

Es la fruta diurética por excelencia. Con múltiples propiedades medicinales y con una alta concentración de bromelina, ayuda a metabolizar los alimentos y favorece al sistema inmunológico. También ayuda a evitar la retención de líquidos y la formación de edemas.

La Alcachofa

Es una flor no madurada pero en el punto exacto para el consumo. Sus dos sustancias claves, inulina y cirarina, la dotan con propiedades diuréticas y digestivas que favorecen la digestión y la eliminación de líquidos. También es una fuente de potasio, calcio, hierro, fósforo y vitaminas A, B y C.

El Pepino

Con un bajo aporte calórico, hidratante y ligero, su alto contenido de potasio y sodio le otorgan propiedades diuréticas. Los puedes incorporar en ensaladas o batidos o combinarlos con otros alimentos. Los encurtidos pierden sus propiedades diuréticas por lo que es aconsejable consumirlos frescos.

La sandía

Es una de las frutas más hidratante. Con más de un 90% de agua tiene efectos antioxidantes y su acción diurética se la debe a la combinación de líquidos y minerales. Favorece a la función renal y mejora la salud cardiovascular.

Los Espárragos

Ricos en potasio y con un bajo contenido calórico los espárragos son un fruto con cualidades depurativas y antioxidantes. Aporta minerales como el magnesio, fósforo y calcio. Su efecto diurético se lo debe a que al igual que la sandía más del 90% de su peso es agua. 

Otros alimentos con propiedades diuréticas y que probablemente tengas en tu despensa o nevera son las peras, el apio, el limón, el kiwi, el perejil o fresas. Incorporar estos alimentos a tu dieta te ayudarán a adelgazar de una manera sana y equilibrada.